Imprimeix
Categoria: Noticies
Vist: 507

“En una época donde las mujeres no podían ni votar, Capdepera (Mallorca) fue testigo del empoderamiento de las trabajadoras de la industria de la palma, quienes se autoorganizaron llevadas por el orgullo de clase y consiguieron participar significativamente en la vida social y política del pueblo”


Imatge del llibre "L'esperitisme a Capdepera" de Josep Terrassa


Diario.es ha publicar un extens reportatge sobre l‘impacte social de l’obra de pauma, fitxant-se especialment en les dones gabellines: “Las mujeres que rompieron moldes en el siglo XIX: son patrón, alfabetizadas y dueñas de su fecundidad”. 

L’article signat per Esther Ballesteros, publicat a les xarxes dia 15 d’agost, recull les aportacions dels treballs d’Isabel Peñarrubia al voltant de la situació de la dona a les Illes Balears. També menciona el llibre “L’espiritisme a Capdepera” de Josep Terrassa, publicat per Documenta Balear i Cap Vermell, i l’aportació de Ramón Molina. Tot plegat una amplia visió de la “revolució” social que va suposar l’industria de la pauma a Capdepera i la seva singularitat.

Convertido en la actualidad en uno de los más importantes núcleos turísticos del extremo oriental de Mallorca, Capdepera aglutinó a finales del siglo XIX y principios del XX un 'tótum revolútum' de pensamientos e ideas y fue testigo del empoderamiento femenino al socaire del desarrollo de la artesanía de la palma, crucial para el estímulo económico de la zona. Se erigió, además, en el pueblo con más mujeres alfabetizadas, que compartían lecturas mientras, durante las largas tardes otoñales, trabajaban en las vetleries creando su propio producto, ocupándose de la contabilidad y negociando con los comerciantes que adquirían los enseres. Llegaron, incluso, a tomar el control sobre su fecundidad para adaptar la estructura familiar a los recursos de los que disponían”.

Si voleu llegir l’article complet podeu clicar damunt el logo de Diario.es
 

Aprofitem per felicitar a Diario.es en el seu 10è aniversari i la creació de la delegació de les Illes Balears que entre els primers articles editats, s’hi troba aquest dedicat a Capdepera.